Nudismo publicitario

He de confesar que el otro día me llevé una gran alegría en forma de culo gigante mientras me dirigía a mi puesto de trabajo como cada tarde. Encorsetado en mi traje, ahogado por mi corbata y apretujado en mis zapatos, maldecía en bajito surcando el tráfico de mi Madrid mientras al otro lado deSigue leyendo “Nudismo publicitario”