Volver a Almanat

Hoy en mi pequeña ciudad de interior hace frío, viento, lluvia, y una luz gris y tristona que hace difícil recordar que, ocho días atrás, estábamos tomando el sol de primavera, benéfico y amable, y despertando a nuestros cuerpos desnudos del letargo invernal, como los árboles. No sé que dirá la ciencia, pero personalmente estoySigue leyendo “Volver a Almanat”

Desayunos en el Portus

Soy de esa extraña especie de gente que hace cosas atípicas , por ejemplo, levantarse temprano aunque no le toque ir al trabajo. Siempre he pensado que si hay que madrugar para disfrutar de un “espléndido” día de trabajo, más hay que hacerlo para un “monótono” día de vacaciones (…o es al revés?). Hoy domingo,Sigue leyendo “Desayunos en el Portus”

El camping Cala del Aceite

Tengo que empezar diciendo que mantenemos una relación especial con este lugar. Fue allí donde mi pareja y yo comenzamos –hace ya casi veinte años, nosotros teníamos, más o menos, otros tantos- a hacer nudismo juntos; primero, en las playas de los alrededores, pocos años después en el propio camping. Incluso, nuestro primogénito fue engendradoSigue leyendo “El camping Cala del Aceite”

La fortuna de ser nudista en España

Hay quien cree que el nudismo en nuestro país es una práctica en declive. Que cada vez se ven menos jóvenes, o que hay un retroceso legal con ordenanzas municipales como las que lo prohíben en Cádiz para sus playas urbanas (avalada por el Tribunal Supremo) o en San Pedro del Pinatar en todo suSigue leyendo “La fortuna de ser nudista en España”