Un 75% de Photoshop

Las redes sociales nos han ayudado a dar visibilidad a prácticas, conductas o formas de vida no mayoritarias en la sociedad como el nudismo por ejemplo.

Sin duda creo que nos beneficia como colectivo no sólo porque ayuda a normalizar una situación tabú no hace tantísimo tiempo, sino porque además puede hacer que otr@s se animen a probar y a indagar en el núcleo de la corriente, no quedándose sólo en la superficie, y han facilitado que nudistas de diferentes lugares se pongan en contacto.

Sin embargo, cuando ves publicaciones gráficas en medios como Instagram o Twitter (en las cuales tenemos representación a nuestra manera) observas que muchas de ellas (un 85% a bote pronto) son de personas con cuerpos esculturales, jóvenes y generalmente atractivas.

Fuera aparte la mano del milagroso Photoshop (Jesucristo de la era milenial), esto puede conducir a una percepción errónea, cuando la realidad es otra distinta.

También puede ser que a los que tienen esas características les cueste menos hacerse una foto y enseñarla…al final muchos sino todos necesitamos engordar la autoestima de alguna manera, lo que conlleva un sesgo de selección importante del que se extrae una conclusión errónea, ¿dónde voy yo con estas lorzas?

La forma física, la excelencia en cuanto a canones de belleza establecidos en el mundo real, en las playas nudistas más importantes que yo he tenido la enorme suerte de poder estar, no creo que supere un 10%.

La perfección del desnudo físico es casi imposible de tener, solo esta reservada para personas con una genética determinada y una capacidad de sufrimiento y entrega al deporte y al culto al cuerpo determinadas; no digamos ya la perfección del desnudo psíquico (mucho más interesante) en la que tener un buen cuerpo y querer exhibirlo puede ser considerado ya un defecto en si mismo por muchos.

A veces tengo la sensación de que yo mismo (nudista y deportista de corazón) me siento arrastrado de una forma subconsciente a la dualidad “sin cuerpo escultural –que no es el caso- mejor en bañador” sin duda influida por las imágenes de aquellos medios.

Sirva esta reflexión para renovar los votos de los amantes del nudismo como yo lo entiendo y como inspiración (con toda la humildad del mundo) para l@s que se lo estén planteando este verano:

  • el nudismo va más allá del físico y de la edad
  • no hay un desnudo perfecto
  • en la playa no hay concurso de belleza
  • tod@s tenemos cabida
  • no es una subasta de cuerpos como si de una feria de ganado se tratase
  • el nudismo es cuestión de Alma y de querer gritar a la naturaleza que eres parte del ecosistema.

No te dejes (me deje) llevar por la corriente.

Anuncios

La cámara frontal

Uno de los temas más manidos que salpican al entorno del nudismo, en forma de conversación o de publicación blogera, es la eterna dualidad exhibicionista/mirón a cuyo juicio estamos frecuentemente sometidos como si de un referéndum se tratara, sin reparar en que uno puede ser las dos cosas, ninguna de ellas o estar compuesto de alguna de las dos en una dosis terapéutica y no dañina.

Pero no nos llevemos a engaño, nuevamente el exhibicionismo/voyerismo nudista se diferencia muy poco del que existe en el mundo no nudista, o es que ¿acaso la cotilla de enfrente que nos observaba continuamente detrás del visillo de su casa en mi tierna infancia no iba tapada hasta las cejas?.

La hipocresía social vuelve a expresarse en esas míticas sentencias tipo “mira los guarros como les gusta enseñar la merienda”, sobre todo cuando eso lo dice alguien que no pierde detalle de lo que sucede en la playa desde la infranqueable atalaya de su sillita plegable y su armadura floral estampada Quechua.

Las personas, nudistas o no, somos ambas cosas o lo hemos sido en algún momento de nuestra vida si no continuamente, solo basta con dar un paseo por la zona histórica de cualquier urbe los domingos por la mañana (también conocidos como tontódromos) para darse cuenta de que eres observado a la par que observas.

Luego ¿dónde está la maldad del asunto?, ¿tiene menos derecho un/una nudista a sentirse comod@ y orgullos@ de su físico probablemente producto de un duro trabajo físico durante el largo invierno que alguien que luce modelito del Zara en la terraza de la plaza del pueblo, y ser observado por ello?…¿son ambas cosas son exhibicionismo? y si lo pensamos fríamente ¿en ambas situaciones se busca la reafirmación personal mediante la aprobación de los espectadores?.

Sinceramente lo que más me aterraría de ser un exhibicionista veraniego (también conocido como chulo playa) sería rozar el ridículo como en alguna ocasión hemos tenido la oportunidad de observar en nuestras playas de cabecera

La cámara frontal del móvil ha reavivado, querámoslo o no, nuestro instinto exhibicionista hasta límites insospechados, vestidos o desnudos, hasta tal punto que la reafirmación personal la buscamos en el número de likes que ansiamos obtener tras colgar la obra de arte en las redes sociales. Nos hemos vuelto un poco más narcisistas.

Pero veamos esta herramienta como algo positivo también para la causa nudista, cada vez que alguien muestra una foto nudista en esas redes, sobre todo si se delata como usuario de esas playas, se normaliza el desnudo y deja de ser algo tabú, oscuro, morboso …la visualización explícita en una foto de lo que es el naturismo real nos ayuda en cierto modo a difundirlo. Quizás a los observadores de esas imágenes se les despierte la curiosidad de ser los próximos protagonistas de las mismas, y podamos sobrevivir a un futuro que se avecina incierto.

En mi opinión el exhibicionismo/voyerismo es una cualidad propia del ser humano cuyo fin último puede ser la diferenciación y la búsqueda de la reafirmación personal. Precisamente, lo que a mi más me atrae del nudismo es la pérdida de la diferenciación, la igualdad dentro de la variedad física de las personas…no obstante quizás podamos obtener algo positivo de todo ello, siempre que ese exhibicionismo sea respetuoso y con la voluntad de querer gritar al universo SOY NUDISTA!

Último día del año…

Hoy termina el 2018, y como si de una empresa se tratara, nuestra empresa, queremos compartir el balance de este primer año de viviendodesnudos, cuya vida deseamos sea muy larga y que tod@s los que nos habéis leído lo contempléis desde vuestra toalla en la mejor playa nudista que conozcáis, con la mejor compañía.

Durante este año hemos recibido casi 59000 visitas de mas de 17000 personas distintas, hecho este que nos alegra de forma bárbara ya que nuestra única intención es la de fomentar el nudismo de forma respetuosa, y hacerlo visible para que todo el mundo sepa que existe y que hay gente detrás dispuesta a trabajar para que sea respetado y normalizado como otra forma más de afrontar la vida.

A 700 de vosotr@s os ha gustado alguna de nuestras 98 entradas y 430 habéis querido regalarnos vuestra opinión en forma de comentario, siempre enriquecedor y sobre todo agradecido, porque constatamos que al otro lado hay personas como nosotros, que no estamos solos en la isla.

Algunos incluso habéis traspasado la puerta abierta en forma de grupo de telegram y nos habéis regalado lo mejor que tenéis, vosotr@s mism@s; germen de los encuentros que se sucederán ojalá a partir del verano próximo.

Curiosamente la entrada más visitada ha sido “Nudismo en casa”, pero nos haría muy felices que esto sea sólo anecdótico y que el año que viene sea “Nudismo en cualquier parte”.

Gracias de corazón por las visitas de todas las partes del mundo…muchísimos paises, y sobre todo a aquell@s que habéis decidido seguirnos, 51 personas que no está nada mal!

Os deseamos un año repleto de momentos buenos, desnud@s en la mejor compañía y os esperamos aquí! Abiertos a escucharos y a que os sentéis y sintáis cerca.

Salud!

Invierno by Noxa

Invierno, que bonito y que difícil.

Supongo que todx nudista sufre y disfruta el invierno como yo. Nos convertimos en despelotadxs indoor, en carne de sillón junto al radiador o frente a la chimenea lxs más afortunadxs. El fuego es el calorcito más parecido al del Sol que conozco e invita a disfrutarlo a piel desnuda.

Es época de recordar las tardes de verano compartidas en la orilla y planear con ganas las que vendrán, como brotes latentes en una rama, pero se hace tan largo aquí en el norte…

¡Fuera cortinas, que entre! No hay como el invierno para darme cuenta de mi adoración al Sol, cuando cada rayo en la piel desnuda es una sutil caricia y no la bofetada de Agosto. Y doy vuelta a todo el salón para orientar el sofá a ese charco de luz que me carga la batería. Salgo corriendo tras la posibilidad de quitarme un rato las mil capas de ropa en un mediodía a sotavento.

Invierno trae sus sueños: un jacuzzi rodeado de nieve a la luz de la luna que vaya derritiendo el hielo de unos gintonics entre charlas y risas, por ejemplo. O una escapada a algún paraíso tropical.

Cada amanecer araña unos minutos a la noche, batalla diaria. Mientras se debaten seguiré recreándome con las sombras de las llamas en la piel, templando el ánimo. Y cultivando el calor de los abrazos sinceros que tenemos oportunidad de repartir estos días.

Los nuevos 30

El calendario y el paso de sus días tiene cosas buenas y no tan buenas. Momentos que se esperan como agua de mayo y otros que sabes que serán tragos amargos e inevitables. Lo que es inexorable es el paso del tiempo. Y así hoja tras hoja, calendario tras calendario, te acercas al meridiano aproximado de la esperanza de vida del ser humano: los famosos y temidos cuarenta.

Sinceramente creo que la dichosa crisis me viene durando más tiempo del que hubiera deseado, o al menos eso me comentan los que me quieren, durante el cual me he propuesto hacer lo que me de la gana mientras suena la música de la cara “b” del casette (suena a viejuno, pero es de mi generación).

He tenido la sensación en muchos momentos de estos primeros, de no tener el control absoluto de la nave y moverme a merced de lo impuesto, lo políticamente correcto y caminar por el sendero trazado sin atender a mi criterio personal.

Pues bien, efectivamente los que me quieren tenían razón, soy uno más de los enfermos críticos de los cuarenta desde hace tiempo y gracias a ello he experimentado por ejemplo un naturismo atroz: nadando, caminando, montando en kayak, en padel sup, haciendo la compra, tirando la basura, tomando el sol en casa, en el campo, pescando, jugando a las raquetas y a todo juego de mesa que puedas imaginar, haciendo magia, tomando cervezas con amigos, haciendo nuevos, embadurnándome de barro (…con las manos en la masa…más viejuno) , caminando descalzo, escribiendo un blog y sobre todo, recuperando gran parte de mi vida viviendo desnudo en cuerpo y alma, y mostrando este otro camino a los que vienen detrás (…bueno y a los lados también).

Si, hoy es mi cumpleaños, cumplo los amados 40 que me han hecho abrir los ojos para darme cuenta de que tengo mucho tiempo por delante para cumplir todos mis deseos.

A ti lector@ del blog, amig@, compañer@ en esta forma tan inusual de vivir a la vez que apasionante y llena de sentido, ahora que te tengo cerca quiero decirte que gracias por escuchar y compartir esta filosofía y por esa felicitación de cumpleaños (mental) que me mandas!

SALUD

Esperando un por qué?

Cuando un buen amigo te dice: “puedo entender que te guste bañarte desnudo, te seques y te vistas, pero no puedo comprender que a la gente le guste vivir desnuda! Ir a comprar, cocinar, incluso trabajar un huerto desnudo….eso es una cerdada!!!! Y los que lo hacen unos putos cerdos”.

Y tu amablemente contestas: ” pues siento tener que decirte que tienes un puto cerdo delante, porque estoy desnudo siempre que puedo, me siento feliz así y no me considero tal animal”… se hace un silencio difícil de romper.

Puede que para quien no haya probado la letra “A”, entender qué tienen de atractivo las letras “B,C,D…” pueda inducir una especie de ictus en la corteza cerebral donde reside su “moral textil”.

Estoy casi convencido de que es vano dar explicaciones, pero no decaigo y vuelvo a pronunciar el discurso, y así hasta mil veces: “al otro lado de la barrera del centro naturista “x” que tú imaginas, donde todos son unos cerdos de acuerdo a tu propia creencia, hay gente tan normal y tan rara como en el lado en el que habitas. Hay gente que trabaja igual que tu, personas que se dedican a cuidar sus casas, sus hijos, sus mayores, gente de toda clase y género y no son más ni menos cerdos que tú”.

Los argumentos a veces no son suficientes, explicar hasta la saciedad que la sensación de libertad es lo que mayoritariamente nos mueve no sirve de nada…así que intentas indagar con mayor profundidad en el asunto, en la meninge del amigo: “me puedes explicar exactamente por qué soy uno de esos cerdos?”….

La respuesta más elaborada es porque sudamos (gran noticia, los textiles no sudan en verano y no se cuecen en sus propios fluidos) y nos cuelgan las cosas (a ellos no les cuelga nada). Lo más parecido a una forma humana que no le cuelga nada y no transpira por la piel en forma de sudor que conozco son los Playmobil…y luego los raros somos nosotros. Además hablamos e interactuamos desnudos como si nada (imagínate aquí el emoticono del mono tapándose los ojos, como expresión de la más absoluta incredulidad a lo que estás oyendo).

Nuevamente de nada sirve explicar la regulación térmica del cuerpo cuando estás desnudo, el efecto de la gravedad sobre la arquitectura humana y que somos seres sociales aún cuando no nos cubre la ropa…invento este el de la ropa que tampoco tiene tantos miles de años en proporción a la existencia del homo sapiens sapiens.

Preocupante! A que sí?…si esto es lo que dicen los amigos de ti, qué pensarán los enemigos?…..aún así prefiero ser un cerdo sapiens sapiens que renunciar a vivir desnudo, quedándome con lo positivo. Mi pretensión no ha sido nunca convencer a nadie, simplemente informar a quienes bien por ignorancia o por timidez no se atreven a conocer de cerca al enemigo.

Descalza. El nudismo más social… (Noxa)

Descalza. El nudismo más tolerado.

Mi cuerpo se podria dividir en tercios: los pies, lo que tapa un bikini socialmente aceptado y el resto. A ver si me explico;

si estoy desnuda y calzada me siento tan tapada como estando en bikini y descalza. O más, por que aún estando vestida, si estoy descalza, me siento ya medio desnuda. Supongo que para mí el contacto directo con la tierra es tan importante como medio de liberación, sensación, intercambio, contacto, como lo es el hecho de ir desnuda. Desnuda y descalza y ya rematamos si es sobre tierra, roca, arena, barro, madera..

También me sirve el asfalto, la acera, si por mi fuera viviría descalza mientras el clima lo permita pero en una ciudad te miran tan raro si te ven descalza como si fueras desnuda, se da cuenta menos gente pero incluso se acercan a advertirte, como si no lo supieras, que vas descalza, que tengas cuidado, que te vas a cortar, pinchar, quemar, manchar… (Una sonrisa les confirma que estoy loca)

Caminar descalza no es igual, todxs hemos probado. Pisas diferente, desde luego. El talón no se come el impacto del paso por que dolería y la espalda lo agradece, el pie es consciente y nota y reparte el peso, adapta el gesto al terreno, se detiene antes de hacerse daño por que siente donde pisa si se le permite acostumbrarse a la libertad.

Tal vez sea ese contacto el que me trae a la mente sensaciones ancestrales y siento la felicidad entrando por mis pies al subirme a la higuera a por la merienda.

Os animo a liberar al menos vuestros pies cuando sintáis ganas de desnudaros.

Y me bajo ya, que hay una avispa que me mira mal y a este paso se me van a volver a oponer los pulgares.

¿Cómo explicar a tus hijos que somos nudistas?

Alguien debería investigar, si no se ha hecho ya, la razón por la que el tiempo antes de iniciar las vacaciones de verano pasa taaaaan lento y sin embargo los días de descanso son como un sueño, del que un día te despiertas en la misma cama de siempre, mirando al techo y preguntándote qué demonios has hecho si te prometiste a ti mismo que buscarías una forma de vida que te llenara más el alma, alejada de esa sequedad ambiental y más cerca de la forma de vida que te gusta.

Igual que pasa el verano, pasa la vida, y te das cuenta que tus hijas se van haciendo mayores, poco a poco, y que cada año adquieren una destreza que te sorprende y te recuerda que ya no son bebés.

Soy de ese tipo de personas que hace nudismo en familia, pero provengo de una dinastía, tanto biológica como política, no partidaria del naturismo (jodida represión cuanto daño has hecho). Podría ser considerado el caso cero de una epidemia llamada nudismo en mi familia y entorno.

Y aquí parte uno de los problemas post vacacionales cuya solución debemos actualizar como si de una aplicación de smartphone se tratara año tras año: ¿Cómo explicar a tus hijas en edad infantil que el nudismo no es malo, si bien es un tema que preferiblemente se debe quedar de puertas para adentro y tiene riesgos que hay que evitar?

Es un tema complicado, y he de confesar que he buscado ayuda sobre el tema donde se busca todo hoy en día (la web), y parece más sencillo explicar cualquier otro tipo de cosa, como la tendencia sexual estadísticamente no predominante, por ejemplo, pero de nudismo nada de nada.

Y así es como yo me he visto esta mañana, dándole una chapa a mi hija mayor (9) con cierto grado de rabia, porque me he sentido como si perteneciéramos a la secta del Noveno despertar de Jesucristo Nuestro Señor por la Gloria de la madre del cordero que es la oveja, cuando el nudismo no debería ser mal visto, ni tabú ni tan siquiera considerado como algo sucio, cosa que prácticamente tod@s l@s que lo hacemos sabemos.

Que el nudismo no es malo es fácilmente defendible, aunque una vez que lo tienes integrado en los genes tienes que hacer un ejercicio reflexivo para recordar el por qué?: es cómodo bañarnos sin ropa, pasear , tomar el sol y la sensación es muchísimo más agradable. Es más higiénico porque sudamos menos. Has podido ver que hay niñ@s como tu que lo hacen y no pasa nada y son buenas personas. Además estás aprendiendo que todos somos diferentes físicamente y que incluso la edad hace que haya cambios en nuestros cuerpos de los que no te tienes que avergonzar. No tiene misterio cómo son los chicos! No hay que jugar en los baños para verlos (hecho verídico del que nos libramos quizás gracias al nudismo).

El por qué debe quedar de puertas para adentro quizás sea el punto que más rabia me de: ya has visto que no es algo dañino ni malo, pero es mejor no ir contándolo por ahí porque pertenece a nuestra intimidad como familia, al igual que tampoco vamos contando otras muchas cosas. Hay gente que no le gusta y le da vergüenza quitarse el bañador (mi rabia se incrementa! Que coño le importará a nadie!!), y a lo mejor nos miran como bichos raros.

Hemos preferido mantenerlo así no por la familia de la que provengo, es más cada vez me da mas igual que lo sepan o no (probablemente las propias niñas nos hayan sacado del armario a patadas en un descuido), y añadiría que no pienso evitar responder a la pregunta si esta se produce. Prefiero evitar que lo cuenten por el resto de niñ@s del colegio y sobre todo sus padres/madres (nuevamente sensación de secta).

  • El hecho de vivir alejados de sitios naturistas hace que la probabilidad de encontrar naturistas sea más baja, simplemente por las menores oportunidades de probarlo, y quizás las opiniones no sean favorables. No estoy dispuesto a que se las señale o se haga media broma al respecto. Mucho deben cambiar las cosas, supongo que llegarán antes a la edad adulta y decidirán a quien contarlo.
  • El tercer punto, el de los riesgos y precauciones: no en todos los sitios nos podemos bañar sin ropa porque existen normas que hay que respetar. Que no nos importe ir desnudos no quiere decir que lo hagamos a la ligera. Cuidado porque puede haber personas que se aprovechen de esta faceta y nos pidan que nos desnudemos delante de ellos o incluso nos pueden hacer fotos, eso no es nudismo, eso está mal y quieren hacerte daño así que si eso ocurre no te dejes y nos lo debes contar. El nudismo lo hacemos en casa, piscina, camping, playa o pantano pero siempre con papá y mamá.

    Sin duda es la parte más importante de la charla de hoy.

    Quizás no sea la mejor forma de explicarle a tu hij@ porque somos nudistas, pero es la mejor que se nos ha ocurrido en seis horas de viaje, adecuándola a nuestras circunstancias (quizás ellas nunca tengan que explicar esto a nuestros nietos), e intentando evitar la contradicción que supone para ellas discernir lo que está mal de lo que está bien.

    Quizás alguien que lea esto (si es que se da el caso porque me quedó un poco largo para la era del tweet) experto en psicología infantil piense que es erróneo y roza el atentado (agradezco ayuda).

    Quizás lo lean unos padres en nuestra misma situación y les sirva como algo orientativo…esa es nuestra pretensión.

    ¿Por qué el naturismo es bueno para l@s niñ@s?

    Captura

    Por una vez, un medio generalista de gran alcance publica un buen artículo sobre naturismo: bien documentado, sin sensacionalismo.

    “El naturismo moderno se autodefine como un movimiento familiar y para las familias. Un centro de vacaciones naturista es uno de los lugares más seguros para los niños”

    “Hay estudios realizados que demuestran que aquellos países menos preocupados por la desnudez tienen menos embarazos de adolescentes y tasas de aborto”

    “La ocultación de los cuerpos no comerciales, de los normales, de los ancianos, de las embarazadas es lo que puede producir problemas en la formación del adolescente, y no lo contrario. La variedad de cuerpos que se puede ver en un centro de vacaciones naturistas contribuye muy positivamente a la no aparición de problemas como la anorexia o la bulimia, consecuencias de la falta de aceptación del propio cuerpo”

    “Los chicos a los que no se les limita la visión de la desnudez tienen significativamente más autoestima con respecto a su cuerpo que los no nudistas. Los que han visto a sus padres desnudos se sienten más cómodos con el contacto físico y con el afecto y muestran mayor aceptación y comodidad con su cuerpo y su sexualidad. “

    “La publicidad y la moda fomentan modelos de belleza ideales que no se corresponden con los cuerpos de la mayoría de chicos y chicas, y el naturismo puede ayudar a mejorar nuestra imagen corporal. Además, un culto excesivo al cuerpo puede distorsionar nuestra capacidad de relacionarnos de una manera sana con los demás y con nosotros mismos”

    “Si la madre o el padre le muestran que puede haber belleza en cuerpos muy diversos y celebran esa diversidad como una riqueza, la niña o el niño aprenderán a hacer lo mismo y lo aplicarán a su persona”

    “Entre los beneficios que se asocian con el ejercicio habitual de la desnudez se encuentra no solo el de una aceptación más natural del cuerpo humano (propio y ajeno), sino también una mejor autoestima, una mayor conciencia ecológica, respeto hacia uno mismo y hacia los demás e incluso una mente más saludable, por lo que no existe motivo alguno para que los pequeños no lo hagan libremente.”

    Os recomendamos mucho su lectura y su difusión.

    https://elpais.com/elpais/2018/07/30/mamas_papas/1532969661_791283.html

    La Muerte de la Playa

    No seré yo quien lleve la contraria a la ilustre página alemana dedicada al mundo de las playas que ha dado el calificativo “wow” a la Playa de los muertos, en Carboneras, Almería.

    Acceso al artículo

    Simplemente me llama la atención algunas cosas como por ejemplo, que siempre que se menciona esta playa “virgen” aparezcan fotos del extremo más hacía el sur, y nadie muestre las vistas al impresionante puerto mercantil y las chimeneas del lado norte. Tampoco lo podemos criticar en exceso, sería el equivalente a poner en tela de juicio las fotos de perfil de WhatsApp de cada uno de nosotr@s, que por supuesto suelen mostrar nuestra mejor cara.

    Tampoco se suele comentar mucho la dificultad del acceso y la incomodidad a la hora de pasear por la orilla, así como la poca protección ante los fuertes vientos de esta parte del levante almeriense que pueden arruinarte el día.

    Han pasado por alto la masificación de esta joya de la costa en los meses de temporada alta veraniega, julio y agosto principalmente, que no ha sido mitigada por la instalación del parking a 4 eurazos de hace unos años.

    Parking que ha servido en mi opinión de instrumento recaudador, ya que el tráfico de esta zona no ha mejorado del todo, y cuando está completo la gente deja el coche donde buenamente puede y se acerca andando. Sería bueno saber si esa recaudación se invierte en conservación.

    No voy a mencionar la muerte del nudismo en este enclave (repito, en los meses clásicos del verano), pero personalmente me toca bastante las gónadas hacer el esfuerzo de llegar hasta allí, cargado hasta los dientes y ver aparecer el puto unicornio hinchable gigante que se ha convertido en el icono del textilismo más hombres, mujeres y viceversa del verano, cuesta abajo empujado por hombres alfa y ponerme a rezar para que no se pongan a mi lado.

    Nudismo en la Playa de los Muertos.

    Lejos de todo esto, la publicación de rankings como el mostrado más arriba ayudan a ahondar en un problema que yo personalmente vengo atisbando desde al menos hace varios años, la muerte de la playa por exceso de fama.

    Sin duda puede que tenga cosas positivas tanta publicidad “gratuita” como ayudar al posicionamiento del precioso pueblo de Carboneras en el mapa, aunque pongo muy en duda la repercusión económica de la explotación playera. Todo el mundo lleva avituallamiento propio, bajan pronto suben tarde por razones climatológicas evidentes y no hacer honor al nombre de la playa…

    Supongo que lo que está por venir será el equivalente a la masificación turística de grandes ciudades como Barcelona pero versión playa, y me temo, que tarde o temprano habrá que restringir el acceso a la gallina de los huevos de oro, sin ir mas lejos ya se baraja el servicio de autobuses lanzadera estilo Campo de los Genoveses.

    Yo pongo mi granito de arena, no voy ni la recomiendo en verano, personalmente no encuentro la libertad que mencionan los alemanes.