El pantano de San Juan

La oferta para nudistas de interior es bastante escasa en nuestro país como ya hemos apuntado en alguna otra entrada (El difícil nudismo mesetario), sorprende que un tipo de turismo que mueve miles de personas cada época de vacaciones, sólo disponga de reductos minúsculos y poco cuidados.

En Madrid, uno de los pocos sitios que se salva de esta desidia es el Pantano de San Juan, uno de los embalses emblemáticos de la comunidad próximo a la localidad de San Martín de Valdeiglesias, que dispone de una playa nudista. (Zonas de Madrid)

He de confesar que sólo hemos estado una vez, y por lo tanto la conclusión a la que haya podido llegar puede estar sesgada por falta de mayor número de experiencias. De las 5 estrellitas quizás le otorgaría 3:

1. El camino de ida es bueno hasta que sales del asfalto y te adentras por la pista forestal. Si tienes un coche bajo o poco preparado para ese tipo de caminos quizás tengas que dar la vuelta. Desconozco si ese camino sufre algún tipo de rehabilitación pero teniendo en cuenta las lluvias de este año, yo lo valoraría.

2. Desde el aparcamiento hasta la playa hay una senda foresteral (pendiente abajo) que a mi personalmente me gustó, me llamaron la atención los carteles donde se te anima a ser respetuoso y limpio con la playa a la que vas ( son de una asociación nudista de Madrid), un 10 por ellos. Recuerda que todo lo que baja tiene que subir, haces pierna.

3. La cala en la que estuvimos ( pienso que la principal porque hay varias aledañas) es de arena, de unos 100 metros, y la entrada al agua es suave. Bastante bonita, y el agua limpia, hay que tener en cuenta que es un pantano y no el caribe.

4. A lo largo del día hubo de todo, al principio solos con algún bañista próximo (amables como suele ser la norma), mas tarde parejas, chicos solos…y un mirón con pocos escrúpulos ( como suele ser la norma). En general la gente muy respetuosa aunque el nudismo no era del 100%, y si, hay cancaneo en el camino, pero lo cierto es que a mi no me molestó, no es que esté de acuerdo obviamente (baja estrellitas) pero no fue algo que preocupara.

5. Es cierto que pasan kayak cerca, y ya que están pues miran a ver como son los seres humanos sin ropa. Curiosamente algunos se animaron y llegaron hasta la orilla a despelotarse también, pero en general restan encanto al sitio.

6. No encontramos familias, nosotros fuimos con niños y es de agradecer cuando hay más en la playa porque ellos lo pasan en grande y nosotros descansamos un poco (egoístamente hablando), aunque creo que si puede ser considerada apta para ellos, así que animo a todos los que estéis pensando en ir esta temporada (cuantas más familias más apta para ellas).

En general, y teniendo en cuenta que la oferta en Madrid es bastante limitada, nos gustó y probablemente repetiremos.

Anuncios

Instrucciones de uso (2)

En entregas anteriores (Instrucciones de uso) hicimos hincapié en algunos de los temas candentes en la iniciación a esta práctica tan estupenda.

Continuaremos con alguna más:

5. La temida erección: o lo que es lo mismo, una reacción natural del cuerpo masculino. No hay que tener miedo a esto, es más, es una leyenda urbana! Nada más antierótico que decenas de personas en bolas dándose crema, haciendo crucigamas, jugando a las palas…así que tranquilo. Si te pasa se pasa, eso sí, no juegues con el pajarito porque te puedes meter en un lío.

6. Sex on the Beach: enlazando con lo anterior, debes saber que aunque las playas nudistas las ocupan gente tolerante y respetuosa, pero no somos liberales por ser nudista (no te hacen descuento en los locales de intercambio por ser de la FEN) así que mucho ojo con esto porque te puedes meter en un lío mayor que el que tienes entre manos, sobre todo si hay menores cerca.

7. Juegos de playa: sin ningún problema, eso sí procura no liarte a balonazos con el resto de bañistas (es decir, como en las textiles).

8. Mirar: buen punto este, sería una falacia decir que en la playa no se mira, claro que se mira, exactamente igual que cuando vas por la calle y te cruzas con alguien, creo que es algo normal. Lo que puede que no se entienda bien es el dónde miras y cómo miras, creo que todos somos conscientes de lo que puede llegar a molestar a uno mismo una mala actitud en ese sentido ( la mirada sucia) así que la recomendación es: se natural y evita miradas sucias.

Probablemente existan más normas no escritas, pero es mejor que las descubras por ti sol@. Atrévete a probarlo, nunca mas volverás al textil.

Instrucciones de uso

Puede que a estas alturas pre-vacacionales te estés planteando ir por primera vez a una playa nudista, a hacer lo que se suele hacer allí que es básicamente lo mismo que en las textiles. Bueno igual igual no es, por eso nos hemos atrevido a escribir este pequeño conjunto de recomendaciones que seguro te serán útiles.

1. El entorno: seguro que ya has localizado el lugar donde iniciarte, habrás buscado información e incluso puede que hayas viajado virtualmente hasta allí por medio de maps. Lo que quizás no sepas es que generalmente las playas nudistas son lugares recónditos y totalmente salvajes, pero sobre todo LIMPIOS. Detestamos que las personas de nuestro alrededor no cuiden el entorno, así que te pedimos que lo dejes como lo encontraste o incluso mejor.

2. El sonido: lo que más te gusta escuchar en una playa nudista son las olas del mar rompiendo, procura no ser ruidoso, no es agradable escuchar vociferío. Creo que la inmensa mayoría entiende que cuando hay niños por medio esto cambia un poco, y salvo excepciones (véase la siestecilla de después de comer) en general se toleran bien. Procura ser silencioso.

3. Los perros: este tema da para una entrada independiente. Al 50% de mi familia nos gustan, a un 25% les da miedo y un 25% se pone de mala leche cuando ve que hay perretes sueltos. Creo que, independientemente de que sean admisibles en la playa o no, hay normas básicas de obligado cumplimiento como no dejar que el animal olisquee, pisotee o se orine en el pareo de otro. Ni que decir tiene el tema de los excrementos… es curioso como hay gente que lleva al perro a la playa y no te enteras hasta que se van, que es cuando lo ves. Cuida de tu mascota.

4. Las fotos: a todos nos gusta llevarnos un recuerdo de las playas que visitamos, pero ten en cuenta que probablemente ningún nudista quiera ser protagonista en tus fotos. Hoy en día todos llevamos una cámara encima, pero por favor se respetuoso, y no apuntes con tu objetivo a los bañistas.

Continuará…

El Algarrobico Nudista

Es una de las playas más famosas de España, y no lo es por su belleza, que sin duda posee, sino por albergar una de las construcciones irregulares que más páginas de periódico ha ocupado en los últimos tiempos, se trata de la Playa del Algarrobico.

Es de baja ocupación y normalmente hay dos o tres puntos de máxima concentración , el extremo más próximo a Carboneras en el que encuentras caravanas y pescadores básicamente, a pie del hotel donde encuentras bañistas textiles y en el extremo más alejado del pueblo (más próximo al sopalmo) donde se encuentra la zonanudista.

Es una playa inmensa de unos 3 km de longitud con un acceso fácil y sin ninguna comodidad puesto que es un entorno de parque natural. El coche lo puedes dejar en zonas habilitadas para parking gratuito, no son muy grandes pero realmente no suele haber problema. En verano puede que la ocupación sea un poco mayor pero nada que ver con otras joyas de la corona más conocidas como Los Muertos.

Te recomiendo que si quieres visitarla lo hagas en días de mar en calma porque al ser tan abierta el viento sopla fuerte, y que lleves zapatillas de goma para entrar al agua debido a que suele haber piedras de gran tamaño que dificultan el acceso al agua.

Lo más recomendable es que si quieres disfrutarla en bolas lo hagas en el extremo mas alejado de Carboneras, pasado el hotel y unas pequeñas casitas blancas aparcando en la zona de los contenedores de basura, aunque tampoco habrá mayor problema si lo haces en los metros de arena que separan cada uno de los 3 puntos de concentración que mencioné anteriormente.

En la zona nudista existe una pared que te dará sombra a partir de las primeras horas de la tarde en caso de que no quieras llevar sombrilla.

El paseo es posible en esa zona porque suele ser predominantemente de arena, y como ocurre en otras playas alargadas, lo solemos limitar hasta donde deja de haber nudistas por eso de evitar malos rollos.

Tambiénes posible el buceo, y te sorprenderá recorrer por el agua los metros que separan el Algarrobico de la cala que hay al lado.

El ambiente es bueno, hasta incluso en verano la distancia que suele haber entre sombrillas nudistas es de varios metros, lo que la convierte en una playa muy tranquila y por tanto muy aprovechable, es el anti Benidorm, aunque por un momento se intentó que esto dejara de ser así.

Es una playa de la zona de levante almeriense recomendable si lo que buscas es tranquilidad.

Mojácar Nudista

En Almería, entre Mojácar playa y el Sopalmo se extiende un camino de tierra transitable (con cuidado) surcando los barrancos que dan a parar al mar, que son el preludio de lo que te vas a encontrar más adelante, las playas de Bordenares y El sombrerico.

Incluso a veces el camino es un espectáculo por si mismo: primero el Castillo de Macenas, después la Torre del Pirulico (visitable y con bonitas vistas) y por último la naturaleza del lugar que hace que no sea difícil avistar una pequeña manada de Rebecos que viven por la zona según te adentras.

Son playas no muy grandes, quizás Bordenares tenga unos 500 metros de longitud, pero es sin duda la mejor playa nudista de la zona para mi gusto.

Es una playa “cambiante” según la zona donde te pongas tendrás predominantemente piedras o arena oscura. Es una playa virgen, por tanto no esperes encontrar restos de civilización más allá del camino y los dos parkings que existen y un casoplón que corona la parte alta del monte que la circunda.

Ha sido oficialmente declarada por el ayuntamiento de Mojácar como playa apta para nudismo, sin embargo, nuevamente en verano se transforma en playa mixta, siendo los extremos ( sobre todo el izquierdo) el más frecuentado por la comuna nudista. En general la convivencia es excelente, quitando algunos encontronazos con fotógrafos amateur como de costumbre, pero en general no suele haber problemas entre nudistas y textiles.

Es más, cuesta creer que alguien pare en esa playa sin conocer la naturaleza nudista de la misma y lo que te vas a encontrar, y eso facilita la convivencia.

Es una playa familiar, donde es probable encontrar niñ@s, aspecto muy positivo para los que tenemos y nos gusta que se relacionen y jueguen con otros.

En la playa de al lado ( El sombrerico) existe un chiringuito (Chiringuito Manaca) construido sobre los restos del set de rodaje de la película La Isla del Tesoro. Te recomiendo dos cosas, reservar pronto o la noche de antes ya que no hay cobertura telefónica y puede que no acepten tarjeta y que disfrutes de una buena paella.

Fuera de temporada puedes disfrutar la playa prácticamente sólo para ti, lo cual es un privilegio a día de hoy en la costa española.

Los paseos de punta a punta son una gozada, sobre todo cuando hay arena y el mar está en calma. Los fondos son perfectos para buceo.

Aunque pueda sonar cursi, es una playa con una energía especial, que te engancha con facilidad.

El Charco del Palo

De siempre he sido amante de las Islas Canarias y he tenido la suerte de poder visitar prácticamente todas.

Aparte de la belleza natural que poseen, de su fantástica gente y de su cultura, una de las cosas que más me ha llamado la atención ha sido la forma de afrontar el naturismo en sus playas de una manera totalmente normalizada.

En ese sentido, me gustaría centrar mi entrada en Lanzarote, y más concretamente en una urbanización naturista que se encuentra al noroeste de la capital conocida como El Charco del Palo, y que tuvimos la fortuna de conocer hace unos años ya.

Se trata de una urbanización de casas bajas con un encanto desmedido. Muchas de ellas disponen de jardín “volcánico” propio, e incluso piscina en alguno de los edificios.

Lanzarote es una isla que da muchas oportunidades al nudismo con infinidad de playas naturales repartidas por la costa, sin embargo, El Charco del Palo no posee playa como tal, sino que dispone de unas piscinas artificiales que se rellenan con la subida de la marea, y en cuyo anfiteatro puedes extender la toalla para tomar el sol.

El ambiente es inmejorable, el respeto que se respira es enorme, quizás debido a que la mayor parte de sus habitantes provienen de Alemania donde la forma de practicar nudismo dista un poco aún de la marca España. Por lo tanto si algo describe el lugar es la palabra tranquilidad (ensordecedora a veces).

La urbanización dispone de un restaurante y de una tienda de ultramarinos donde poder obtener algunos de los productos necesarios para pasar unos días, sin embargo creo que no está demás alquilar un automóvil que nos será de utilidad no solo para comprar el resto de productos, sino que también para explorar la Isla.

Me quedo con sus paseos desnudos, sus baños de sol encima de la piedra, su tranquilidad, sus amables vecinos, con la magia del lugar y con unas ganas increíbles de volver.

Mirones

En un ejercicio de contorsionismo y tapándome la nariz, he decidido armarme de imaginación y enumerar las 10 ventajas de ser un auténtico mirón de playa:

1. Es legal, nadie puede expulsarte de un lugar público por mirar, así que lo único que necesitas es tener buena vista.

2. Es gratis, en principio no se necesita nada más que una gorra para la cabeza ( a ser posible la que te regalaron en el estanco en 1980, búscala en el cajón de los calcetines).

3. Para realizar este deporte no es necesario estar en forma, es mas, un buen mirón que se precie suele cosechar una buena barriga (será útil para el cuerpo a tierra).

4. No obstante puedes aprovechar para hacer ejercicio. Los absurdos paseos por la orilla te ayudarán con esas calorías de mas. Ten la precaución de dar paseos de subida y bajada ( para ejercitar el cuello en ambas direcciones y no sufrir torticolis).

5. No necesitas amigos para ser mirón, no tienes que cultivar ningún tipo de don de gentes.

6. No es necesario usar protector solar. El mirón ibérico es de tonos rojizos.

7. Vas a ver gran variedad de “titis” ( término muy de mirón playero) en pelotas sin pagar consumiciones o sin tener que meter monedas para que se abra la persianita.

8. Te puedes llevar un recuerdo más allá de lo que te quede impregnado en la retina. Hoy en día todos llevamos una cámara de fotos encima con la que disparar de forma inadvertida a la víctima.

9. Si quieres jugar un partido de dobles solo necesitarás llevarte a tu cuñado, la única salvedad es que a esta disciplina la llamaremos “cuñading“.

10. Y por último, y solo para los mas atrevidos, puedes ofrecer tus encantos sexuales a las víctimas más cercanas, solo debes menearte “la sardina” y ofrecerle el regalo con el que Dios te dotó a la mujer/ pareja más próxima (aunque para este entonces puedes haberte llevado un par de hostias ya).

Cuando lees todo junto te recorren varios sentimientos por la meninge, una mezcla de mala leche, rabia pero sobre todo pena….ya no regalan gorras en los estancos como antaño.

El camping Cala del Aceite

Tengo que empezar diciendo que mantenemos una relación especial con este lugar. Fue allí donde mi pareja y yo comenzamos –hace ya casi veinte años, nosotros teníamos, más o menos, otros tantos- a hacer nudismo juntos; primero, en las playas de los alrededores, pocos años después en el propio camping. Incluso, nuestro primogénito fue engendrado allí.

Lo descubrimos por casualidad, una primavera, en una época en la que la información en internet no era tan abundante como ahora. Los dos o tres años siguientes veces nos alojamos en él, con nuestra pequeña tienda de campaña, como en un camping convencional en el que pasábamos muy poco tiempo, ya que apurábamos de sol a sol explorando las playas y calas (nudistas) de la zona. En un rincón, había un recinto cerrado con un cartel en el que se leía algo así como “Prohibido el paso. Sólo con autorización”; pensamos que sería una zona reservada a fijos, o algo así. No sé cómo –quizá lo mencionó el recepcionista, un tío muy simpático- nos enteramos de lo que ocultaba era una zona nudista.

La curiosidad me quemaba, y, por supuesto, a la mínima me “colé”. Sin dar un paso más allá de la puerta, con una mezcla de inquietud y culpa, temiendo que fuera a sonar una alarma como las de las cajas de los supermercados, me despojé de camiseta y bañador. Creo que aún recuerdo la agradabilísima sensación de andar desnudo por primera vez fuera de una playa. Coño, ahí va alguien. Disimula, pon cara de naturista experimentado. Un tipo con un barreño lleno de loza, por supuesto, en pelotas… “- Buenos días”; “-Eh…hola”. Más adelante, unos chavales jugando al ping-pong. Una pareja de ancianos tomando el sol en tumbonas en su parcela. Una joven pareja con la toalla al hombro entrando a la piscina. Chapuzón. Nadie repara en que soy un “intruso”. Se lo cuento a mi chica, y consigo convencerla para entrar de nuevo con el poderoso argumento de que ese día soplaba un levante fuerte con el que no se podía estar en la playa. Nos infiltramos de nuevo, y pasamos el día en la piscina. Nos gusta, mucho.

Así que la próxima vez que fuimos al camping, ya nos alojamos en la “Zona Naturista”. Y hasta hoy.

Desde entonces hemos conocido otros campings, urbanizaciones, etc., donde disfrutar del nudismo “twenty-four-hours” y, sin ser el mejor en algunos aspectos, sí que nos sigue pareciendo una opción muy agradable. A Continuación, intentaré describiros por qué.

 

El Camping

Captura

El camping está a escasos kilómetros de Conil de la Frontera, en la provincia de Cádiz, una de las que más opciones da al nudismo. Su nombre se debe a la preciosa cala de la que dista unos 300 metros.

Es muy extenso, con abundante arbolado. Tres cuartas partes son “textiles”, y en ellas se encuentran  algunos servicios comunes como el bar-restaurante, supermercado, pistas deportivas, recepción, etc.

La Zona Naturista se encuentra al fondo, bien delimitada por tupidos setos y puerta cerrada. Tiene más de 100 parcelas que dan sensación de amplitud, dos bloques de aseos, piscina, lavaderos, etc. Al margen del uso nudista, objetivamente tiene notables ventajas sobre la “textil” ya que es de construcción más moderna: parcelas amplias (¡en gran parte, con césped!), baños mejor conservados (mixtos, con duchas abiertas), piscina bonita, de buen tamaño y muy limpia, sauna, baño turco y jacuzzi de uso gratuito (nocturno, y para adultos. Ya sé lo que estáis pensando: no, no es un lugar para el desenfreno sexual, os lo prometo).

Pero quizá más importancia que lo “material” tienen las buenas vibraciones del ambiente distendido, respetuoso y tranquilo que siempre hemos encontrado. Bien distinto a la “zona textil”, muy ruidosa y prácticamente atestada en verano, en la parte nudista nunca hay demasiada gente (no más del 60% de ocupación en temporada alta, diría).

El perfil de la gente es, por supuesto, muy diverso. Podríamos decir que en primavera y otoño predominan los jubilados de otros países europeos, y en verano, las familias españolas.

Como no todo es color de rosa, es justo que os hable también de sus inconvenientes:

  • El horario de la piscina es algo restringido, y en esta falta césped para tomar el sol con más comodidad.
  • Hay que atravesar toda la zona textil para ir a la tienda o al bar (hay un pequeño bar en la zona nudista, pero hace muchos años que no lo vemos abierto).
  • El carácter de la dueña (no sé si alemana, o polaca) es francamente difícil. Particularmente molesta resulta su falta de comprensión hacia niños y adolescentes que no se sienten cómodos desnudos.

 

Las Playas

He aquí el principal hándicap, en mi opinión. Hay muchos otros campings naturistas que no están en playa, y no pasa nada, pero para nosotros un acceso directo a una buena playa nudista es importante a la hora de decidir lugar para nuestras vacaciones.

La aledaña Cala del Aceite, de aguas tranquilas que la hacen ideal para familias con niños, y resguardada del temido levante, no es nudista, y en los últimos años, en verano, se pone a tope. Nosotros si habitualmente no vamos es precisamente porque no nos gusta el exceso de “densidad”; pero, cuando hemos ido no hemos renunciado al nudismo en alguno de sus extremos (dándose, por cierto, el curioso fenómeno de que al rato más gente se desnudara cerca de nosotros).

Desde la zona nudista hay una puerta directa al exterior del camping, sin tener que pasar por la parte textil, desde la cual, en un paseo de cinco minutos que si quieres puedes hacer desnudo, llegas a la pequeña Cala Melchor. Pequeña y muy pequeña cuando sube la marea.

A menos de cinco minutos en coche, diez en bici, o media hora a pie, están las Calas de Roche, a partir del faro del mismo nombre. Son muy hermosas, y en cualquiera se puede estar desnudo si no te importa que el porcentaje de gente con bañador sea del ¿90%? Buena elección si sopla levante, ya que los acantilados que las cierran por detrás las resguardan completamente.

Pero sin duda la mejor opción para nosotros es la Playa del Palmar. Dependiendo del tráfico, desde el camping se tarda unos 15 minutos en coche, pero la recompensa merece la pena: una infinita playa de arena perfecta, donde poder dar larguísimos paseos desnudo, poca gente, ambiente tranquilo y, por zonas, mayoritariamente nudista.

Más lejos, hacia el sur, hay otras buenísimas opciones en Caños de Meca, el Cañuelo, Bolonia

P1020861-1024x575.jpg

En conclusión

Si bien no es tan grande y completa como otros centros (Almanat, El Portús, El Templo del Sol,…), la Zona Naturista del camping Cala del Aceite es muy recomendable si huyes de la masificación, buscas recorrer variedad de buenas playas y calas (con coche, eso sí), o te aventuras por primera vez a unas vacaciones al desnudo.

Un pequeño vídeo, aquíimage_61697_tif_640x480_q85

La fortuna de ser nudista en España

Hay quien cree que el nudismo en nuestro país es una práctica en declive. Que cada vez se ven menos jóvenes, o que hay un retroceso legal con ordenanzas municipales como las que lo prohíben en Cádiz para sus playas urbanas (avalada por el Tribunal Supremo) o en San Pedro del Pinatar en todo su territorio. Puede ser cierto, pero…

Pero hay que poner las cosas en su contexto:

Elige un punto del litoral español. Cualquiera. Y comprobarás que, en una distancia no mayor de media hora en coche, puedes encontrar una playa de uso nudista. Me atrevo a decir que esto no sucede en ningún otro país del mundo, ni siquiera en Croacia, que desde hace décadas entiende que el turismo nudista-naturista como un nicho importante de negocio y lo promociona de manera preferente. Mi experiencia personal buscando playas nudistas en países como Portugal, Grecia o Italia confirma que, fuera de España, es mucho más difícil. En lugares como Menorca, Fuerteventura o el levante almeriense, de hecho, las playas y calas donde desnudarse son mayoría. En el interior, la cosa cambia; hay algunas áreas en pantanos y ríos “de tradición nudista”, pero son escasas, escondidas y claramente minoritarias.

La Federación Española de Naturismo (F.E.N.) insiste en que, de acuerdo a la Constitución Española de 1978 y al Código Penal de 1995, el desnudo es una más de nuestras libertades y es plenamente legal en cualquier lugar y situación. Defiende este convencimiento con uñas y dientes en los medios de comunicación y en instancias judiciales (a veces con éxito, otras no). Lo que es cierto es que, mientras que en la práctica totalidad de países se precisa una “autorización” oficial para que en un lugar se pueda hacer nudismo de manera pública sin exponerte a sanciones, en España lo que rige –salvo polémicas muy puntuales- es la “costumbre”. La costumbre a veces cambia: lugares que eran claramente nudistas antaño, ahora no lo son tanto, o viceversa: depende, por tanto, de nuestra presencia, y no de un cartel señalizador o una ordenanza.

En cuanto a alojamientos nudistas (campings, hoteles, urbanizaciones), hay opciones variadas –que seguro iremos recorriendo en futuras entradas de este blog-  aunque con presencia desigual en nuestra geografía. Así, en todo el litoral norte, desde Galicia a Euskadi, no existen… lo cual no se explica sólo por la climatología menos propicia, ya que en la costa atlántica francesa hay centros “de solera” como Arnaoutchot o Montalivet. En esto tenemos que reconocer que en Francia nos llevan ventaja sobre todo en cuanto al campismo naturista, con muchas más instalaciones tanto en costa como en interior.

También podemos recordar que hay en España un significativo número de 16 Asociaciones naturistas integradas en la F.E.N., algunas de índole regional y otras centradas en un lugar concreto. De su funcionamiento nada puedo decir, ya que nunca sentí la necesidad de tener carnet o pagar cuota, claro que en esto tiene que ver que donde residimos (Extremadura) no hay asociación ninguna.

En conclusión, España tiene muchas, muchísimas, cosas malas y también peores. El que os escribe es de todo menos “necionalista”, pero es justo reconocer que, en cuanto a oportunidades para el nudismo, es una suerte vivir aquí. Apreciémoslo y no dejemos que, también, nos recorten esta fortuna.

¿Por qué un camping?

Según está la climatología y dado el tiempo que llevamos sin disfrutar del tiempo que más nos gusta ( el calorcito) seguro que más de un@ está pensando dónde pasar las próximas vacaciones de verano, ¿por qué no un camping nudista?…

Aunque la apuesta pueda resultar demasiado intensa a priori, para mí supone la mejor escapada del año.

Muchos nudistas de playa pueden pensar que quizás sea excesivo vivir completamente desnudos durante unas semanas, algunos incluso puede que hiperventilen recordando la famosa pesadilla reiterante en la que ibas desnudo al colegio… nada mas lejos de la realidad.

Por una razón de orden, y salvo raras excepciones, nos suele tocar coger el coche para llegar a algún paraje playero nudistfriendly, pues bien, eso se termina en el momento que traspasas la barrera y abandonas el coche durante unos días. Todo está tan cerca, tan a mano….piscina, playa nudista 99,9%, parque, chiringuito, supermercado.

Todos conocemos familias, parejas, amigos , que practican nudismo de una forma asimétrica, de forma que algún componente puede sentirse violentado por tanto despelote, realmente, aunque el nudismo esta bien visto en todas las zonas del camping ( y así lo hacemos) solo es obligatorio en las piscinas (pero es cuestión de tiempo, al final te enganchas).

Y lo de vivir despreocupado de hacer la colada? Me diréis que no suena atractivo hacer una maleta con lo mínimo de lo mínimo, o directamente ni hacerla.

Cuando uno tiene niños siempre estás pendiente de una forma u otra de que los mas pequeños disfruten también de sus vacaciones, y eso pasa en muchos casos por el juego con otros niños, cosa que a veces no es fácil en las playas nudistas porque , como decía más arriba, el hecho de la lejanía y la mala comunicación disuaden a muchos papás de salir más allá de las playas urbanas. Pues bien, mi camping está lleno a rebosar de niñ@s de todas las edades y si fuera poco tiene animadores….para ellos genial ( para ti más que puedes descansar con la tranquilidad de que están seguros).

En mi franja de edad cuesta hacer nuevas amistades adultas ( más si me permitís en una playa nudista) pues bien, acabas haciendo amigos, si no es por vecindad es nuevamente por culpa de los niños, y oye, de vez en cuando te apetece hablar de algo que no sea el último capítulo de PeppaPig con gente de tu edad.

Por último me gustaría recalcar el tema de la seguridad, el sistema “antimirones” es brutal!!!! gracias a un equipo de vigilancia que se lo curran una barbaridad ( olé por ellos).

Yo este verano repito, por si te animas, te recomiendo que eches un vistazo en El Portus y seguro que acabas picando también.