El primer videoclip nudista

Esta entrada es simplemente sobre “curiosidades”, y viendo la entrada anterior sobre el ciclonudismo (Gracias Infinito, y ademas completamente de acuerdo con todo lo expuesto en el post) ha venido a mi memoria una de esas curiosidades.

Desde que era jovencito, siempre me ha gustado el rock, aunque también es cierto que no soy fan (de fanático) de ninguna banda o grupo en especial, no me conozco de memoria todas las canciones de ninguna de ellas y tampoco soy de los que esperan nuevo disco como agua de mayo y que veneran todas y cada una de las obras que hacen.

Bueno, lo que iba diciendo (que al final me voy por las ramas)… que existe una canción que se puede decir que su videoclip es de los primeros nudistas, y esta canción pertenece a Queen (allá por 1978) y su videoclip es Bicycle Race (pulsa para ver el videoclip) que por cierto, está clasificado por youtube como para mayores de 18 años.

Anuncios

Cuando todo el mundo se desnuda sin darse cuenta

How to lock files and folder with password

Imagen extraída de Internet

Quien me conoce, sabe que soy un poco friki (o bastante…. ¡vaya usted a saber!) de la privacidad y bastante reservado con mis cosas.

Esta mañana, mientras me estaba tomando el café, he visto que una empresa de tratamiento de datos (no importa el nombre) se ha dado a la quiebra arrastrada por el escándalo de una famosa red social (que todo el mundo conoce).

Lo que me sorprende (o quizás ya no), es que todo el mundo (o casi) sea capaz de compartir sus datos con empresas que en la mayoría de las veces no ha oído hablar, en las que son capaces de desnudarte por completo tu intimidad, en las que saben con quién, cuándo y cómo te relacionas de modo personal y de modo virtual, estatus social, ubicaciones y un sinfín de datos más. Cada vez que instalamos una app en el teléfono móvil, estamos dando (previo permiso que no solemos leer), acceso a micrófono, cámaras, fotos, contactos y demás. Para comprobarlo, solo hay que mirar en los permisos concedidos a las aplicaciones instaladas y podremos llegar a sorprendernos.

Este modo de desnudarnos, es a mi forma de ver muchísimo más íntimo que cualquiera de nosotros realizamos cuando practicamos el nudismo.

Lo que realmente me sorprende, y por eso esta reflexión, es que la inmensa mayoría de las personas que poseen (por ejemplo) un móvil, sean capaces de ofrecer esa intimidad para que alguien gane dinero al trabajar con sus datos y sin embargo muchas de esas personas se puedan sorprender al ver un pecho en la playa o se escandalicen por ver a un niño lactando de su madre.

No concibo esa doble moral, aunque sé que existe. Me gusta practicar el nudismo porque siento un mayor contacto con la naturaleza, que incluso andar descalzo sobre el césped mojado, siento el fluir de la energía de la tierra. Y no digo que sea real ese flujo de energía, ojo, sólo digo que es lo que yo noto (no entro si es real o placebo) y eso es algo que me hace sentir mejor, más unido y entablando una armonía cada vez mayor con ella. Y si, además, comparto esas sensaciones con alguien a quien quiero, siento que todo ello se multiplica, creando un vínculo especial con esa persona.

Volviendo al tema anterior, si alguno me pregunta si permito el acceso a las aplicaciones a todas esos datos, le responderé que sí, pero procurando darles el menor acceso posible, ya que es el precio que hoy en día uno tiene que pagar para poder estar en contacto con los demás. Alguien dijo que cuando te dan algo gratis, entonces el producto eres tú (y razón no le falta).

Y si, también me despeloto cuando puedo, aprovecho los rayos del sol y ando descalzo por casa y por el césped.

Y no, no me escandalizo al ver un pecho, un culo o un genital sin importar el sexo, ya que creo que desnudos hemos llegado a este mundo, desnudos estamos ante el mundo y desnudos marcharemos, que nuestra alma es lo único que nos acompañará al más allá (en el caso de que ese más allá exista).

Que la ropa y sus complementos lo único que crea son distinciones y marcas, aunque entiendo que tenga que existir para protegernos de los posibles peligros en los trabajos, condiciones atmosféricas y demás.

Me apetecía compartir estos pensamientos, que en mi opinión, está más que relacionado con esta forma de ver sentir la vida.

LOS LIMITES DEL NUDISMO (2)

exhibitionista

Imagen extraída de Internet

Tras ver “LOS LIMITES DEL NUDISMO 1” seguimos avanzando en cuanto a normativas y problemáticas que sufrimos los practicantes del nudismo. Una de ellas es que nos tachen de exhibicionistas. Según dice el código penal (ojo, en España) son “actos de exhibición OBSCENA ante menores o incapaces“. El mero hecho de estar desnudo no es de por sí un acto obsceno, aunque cambia completamente si por ejemplo lo acompañamos con alguna connotación sexual. Desde mi experiencia creo que si hay algo que nos define a los nudistas es precisamente el RESPETO, y un acto exhibicionista (sobre todo ante menores o incapaces) choca de frontalmente contra esta definición. Sin embargo creo importante remarcar que se puede estar cometiendo un acto totalmente denunciable en casos de “accidentes/autoaccidentes” sexuales” en presencia de menores.

Otro de los aspectos legales que más polémica genera entre los nudistas es el que tiene que ver con las fotografías o vídeos que toman terceras personas en la playa, de las que podemos ser protagonistas involuntarios. Es importante saber que es necesario nuestro consentimiento para su obtención en el caso de menores o personas físicas que sean identificadas o identificables (que se les pueda reconocer) en el caso de que ese material pueda hacerse público especialmente en redes sociales (facebook, instagram…). Es decir, está prohibido hacer fotos en lugares públicos nudistas en este caso siempre que haya menores de por medio, o se nos pueda colgar en la red y sea fácil identificarnos en el mismo material.

Si eso ocurre y quieres que desaparezcan, existe un pequeño manual en la página de la Agencia de Protección de Datos.

LOS LIMITES DEL NUDISMO (1)

LIBRO

Imagen extraída de Internet

Si bien tengo entendido (y si me equivoco, que por favor me corrijan), la práctica del nudismo en España no está prohibida en todo su territorio, a excepción de las normativas locales que pueda haber respecto al civismo. Aunque esas medidas finalmente se deroguen en los tribunales, mientras estén en vigor, se pueden aplicar lo que conlleva no sólo la denuncia sino también la sanción económica. En el caso de que la justicia te de la razón en último lugar, recuperar el importe de dicha multa se puede convertir en una auténtica odisea.

Ejemplo de norma local que limita la práctica nudista es el caso del Ayuntamiento de Barcelona que en el 2011 publicó la norma que dice que no se puede ir desnudo o semi-desnudo ( 300 a 500 euros de multa) o con bañador (entre 120 y 300 euros) por la calle. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña avaló la norma en el 2013, y el en 2016 el Tribunal Supremo ratificó la norma. Así se entiende que en Barcelona no se puede practicar el nudismo por la calle (ir a comprar el pan, o tomar una cerveza en una terraza) pero si en playas y piscinas.

Dado que en este país para que algo sea prohibido así tiene que estar recogido (escrito) en alguna norma, todo aquello que no esté prohibido expresamente está permitido. Un ejemplo de ello, es cuando aparcamos el coche. La normativa te dice cuando está prohibido, pero no te señala cuando está permitido. Por lo tanto, salvo norma escrita en contra, la práctica del nudismo está amparada por la ley en España.

En derecho, existe otra norma legal para aquellos casos en los que no existe lo escrito que es “la costumbre” y que la Wikipedia lo define de la siguiente manera: Costumbre en Derecho, es la forma de actuar uniforme y sin interrupciones que, por un largo período de tiempo, adoptan los miembros de una comunidad, con la creencia de que dicha forma de actuar responde a una necesidad jurídica, y es obligatoria”.  En líneas generales los legisladores suelen respetar esa “costumbre” a la hora de redactar las normas. Por eso es importante preservar aquellas zonas costeras de práctica naturista, empezando por no abandonar su uso para tal fin, de forma que su uso se transforme en costumbre, y sea más difícil legislar en su contra.

Playa de Combouzas

IMG_20160912_184206.jpg

Cartel que indica el acceso a la playa

La playa de Combouzas es la playa de referencia nudista en la ciudad de A Coruña. Este arenal, se encuentra situado a unos 15 kilómetros de Coruña y pertenece a la localidad de Arteixo, con buen acceso (aunque asfaltado es muy inclinado) y servicios como duchas, puesto de socorro, acceso para minusválidos (con aparcamiento para ellos a pie de playa) e incluso chiringuito.

La playa posee una longitud aproximada de unos 300 metros metros, de arena blanca, fina y limpia (sin restos de conchas o piedras), lo que la hace ideal para tomar el sol. La contra, es que al pertenecer al océano atlántico, muchísimas veces está prohibido el baño, bien por la resaca que puede tener, o por las rocas que se encuentran en la orilla.

Para desplazarse a la playa existen aparcamientos (no muy grandes) y servicio de transporte interurbano ya que se encuentra situada al lado de la playa de Barrañan (playa textil).

En mi opinión, se trata de una playa ampliamente recomendable.

 

GPS: 43º18’45.6″N 8º32’39.3″W