La Muerte de la Playa

No seré yo quien lleve la contraria a la ilustre página alemana dedicada al mundo de las playas que ha dado el calificativo “wow” a la Playa de los muertos, en Carboneras, Almería.

Acceso al artículo

Simplemente me llama la atención algunas cosas como por ejemplo, que siempre que se menciona esta playa “virgen” aparezcan fotos del extremo más hacía el sur, y nadie muestre las vistas al impresionante puerto mercantil y las chimeneas del lado norte. Tampoco lo podemos criticar en exceso, sería el equivalente a poner en tela de juicio las fotos de perfil de WhatsApp de cada uno de nosotr@s, que por supuesto suelen mostrar nuestra mejor cara.

Tampoco se suele comentar mucho la dificultad del acceso y la incomodidad a la hora de pasear por la orilla, así como la poca protección ante los fuertes vientos de esta parte del levante almeriense que pueden arruinarte el día.

Han pasado por alto la masificación de esta joya de la costa en los meses de temporada alta veraniega, julio y agosto principalmente, que no ha sido mitigada por la instalación del parking a 4 eurazos de hace unos años.

Parking que ha servido en mi opinión de instrumento recaudador, ya que el tráfico de esta zona no ha mejorado del todo, y cuando está completo la gente deja el coche donde buenamente puede y se acerca andando. Sería bueno saber si esa recaudación se invierte en conservación.

No voy a mencionar la muerte del nudismo en este enclave (repito, en los meses clásicos del verano), pero personalmente me toca bastante las gónadas hacer el esfuerzo de llegar hasta allí, cargado hasta los dientes y ver aparecer el puto unicornio hinchable gigante que se ha convertido en el icono del textilismo más hombres, mujeres y viceversa del verano, cuesta abajo empujado por hombres alfa y ponerme a rezar para que no se pongan a mi lado.

Nudismo en la Playa de los Muertos.

Lejos de todo esto, la publicación de rankings como el mostrado más arriba ayudan a ahondar en un problema que yo personalmente vengo atisbando desde al menos hace varios años, la muerte de la playa por exceso de fama.

Sin duda puede que tenga cosas positivas tanta publicidad “gratuita” como ayudar al posicionamiento del precioso pueblo de Carboneras en el mapa, aunque pongo muy en duda la repercusión económica de la explotación playera. Todo el mundo lleva avituallamiento propio, bajan pronto suben tarde por razones climatológicas evidentes y no hacer honor al nombre de la playa…

Supongo que lo que está por venir será el equivalente a la masificación turística de grandes ciudades como Barcelona pero versión playa, y me temo, que tarde o temprano habrá que restringir el acceso a la gallina de los huevos de oro, sin ir mas lejos ya se baraja el servicio de autobuses lanzadera estilo Campo de los Genoveses.

Yo pongo mi granito de arena, no voy ni la recomiendo en verano, personalmente no encuentro la libertad que mencionan los alemanes.

Anuncios

Primera vez en Arna

Este mes de julio hemos estado viajando en familia con autocaravana a lo largo de los Pirineos franceses y País Vasco-Francés. Ha sido fantástico. Pero después de subidas y bajadas, curvas y más curvas, el cuerpo nos pedía una pausa.

Así que enfilamos hacia el camping naturista Arnaoutchot. Teníamos buenas referencias, y bien vista su completa página web, pero, tras conocer cuatro campings naturistas en España, nuestra primera estancia en uno extranjero, ¿cumpliría las expectativas?

Arnaoutchot, “Arna” para los amigos, está en la costa atlántica de la tranquila región de Las Landas, a hora y media por autovía desde la frontera de Irún. Ocupa desde hace más de 25 años 45 hectáreas en una zona protegida por su valor ambiental, sin poblaciones inmediatas ni otras urbanizaciones o establecimientos turísticos.

Primeras impresiones

Lo primero que llama la atención al llegar es la calidez y profesionalidad de la bienvenida. El personal (abundante) es extremadamente eficiente y empático. Absolutamente todos llevan en su identificación los idiomas que hablan, y no es infrecuente que entre ellos esté el español. Llegamos sin reserva previa la víspera de la fiesta nacional francesa, y enseguida encontraron para nosotros una ubicación perfecta en función de nuestras preferencias, características de nuestro vehículo, etc. Esta fue:

photo_2018-07-24_09-41-33

A quien, como nosotros, sólo conozca los campings naturistas españoles, lo segundo que le impresionará es el tamaño. Es enorme. A pie, para cruzarlo a buen paso, tardarías no menos de 15-20 minutos, desde la entrada a la salida a la playa (dos únicos accesos al complejo, lo que da bastante seguridad). Está organizado en “barrios” con distintos nombres, cada cual con su bloque de baños, zona de juegos, barbacoas,… más que nada como referencia para orientarse, cosa que lleva al menos un par de días.

origin-00000487116

Aquí os dejo una (mala) foto de nuestro plano, ya que no es muy fácil encontrarlo en internet. Fijaos, por ejemplo, en la escala de las piscinas con respecto a las dimensiones del conjunto:

photo_2018-07-16_14-36-54

Ayuda mucho la bici, buena parte de la gente la usa, pero si no la llevas allí mismo puedes alquilar por un precio creo que razonable.

origin-00000487095

Lo tercero, la sensación de estar realmente en contacto con la naturaleza, lo cual se acerca más a nuestra idea de naturismo que lugares urbanizados como Vera o apretados campings como Almanat. Todo el camping es un espeso bosque de vegetación autóctona, grandísimos pinos y también robles, madroños, etc. Muy verde. Muy sombreado. Esta sensación se refuerza por el tamaño de las parcelas (la nuestra, “estándar”, era enorme, al menos 120 m²), por lo cual no te das precisamente codazos con los vecinos, y los pocos coches y viales para los mismos (la mayoría son senderos más estrechos). Y las mariposas, las aves, las ardillas…

photo_2018-07-24_09-41-35

El ambiente

Una incógnita que nos acompaña cada vez que vamos a un lugar naturista por primera vez es qué tipo de ambiente “humano” encontraremos. Pues bien, Arna es un lugar familiar al 100%. Al menos en la época en que hemos estado la clara mayoría era de familias con hijos/as de todas las edades, aunque también había parejas homo y heterosexuales, jubilados/as… El camping es muy claro en su código de conducta. El respeto y la cordialidad son absolutos.

En cuanto a la desnudez, es obligatoria para todas las personas en las piscinas desde su mismo acceso (esto nos dio un poco de quebradero de cabeza con nuestro hijo, que, a sus 10 años, es muy pudoroso a pesar de su familia nudista desde que nació). Puede parecer estricto en exceso, pero después de meditarlo, creo que al final redunda en bien de todos/as.

Fuera de las piscinas, lo más normal es que la gente vaya desnuda por todas partes, incluyendo supermercado, bares-restaurantes… pero tampoco es raro ver pareos o más ropa sobre todo en el caso de adolescentes. También se exceptúan algunas actividades deportivas para las que se pide no ir desnudo (esto me fastidió, ya que querría haber ido a las clases de yoga desnudo, cosa que en mi opinión favorece muchísimo la práctica). Eso sí, a partir de las 8 de la tarde (¡muy pronto para el horario español!) muchos dan por finalizada su jornada naturista y se visten si van a la zona de restaurantes y espectáculos nocturnos.

Algo que me gustó es que todo el personal es naturista. Algunos no están desnudos durante su trabajo porque razonablemente no sería conveniente (restaurante, mantenimiento, cosas así), otros sí. Y es habitual ver que, tras terminar su turno, disfruten como los demás de las piscinas o la playa. La mayor parte son chicos y chicas jóvenes, otros mayores e incluso muy mayores… que dan la impresión de haber sido clientes habituales o incluso residentes y que por tanto comparten y fomentan desde el ejemplo la filosofía del sitio.

Quizá nuestro principal hándicap es que no hablamos francés más allá de 15 o 20 frases, y que así es casi imposible “socializar” con otros acampados, ya que diría que el 90% son nacionales. Y, si algo tenemos en común españoles y franceses, es que pocos nos manejamos bien con el inglés. Compatriotas nuestros vimos pocos -normalmente vascos-, cosa que nos sorprendió, ya que está relativamente cerca de la frontera.

La playa

photo_2018-07-24_09-41-32

Infinita. Hacia uno y otro lado. Arena fina de color claro. Mar sorprendentemente transparente y templado para ser el Atlántico. Bien vigilada por un equipo de socorristas. Con oleaje moderado, muy divertido. Cambiante a lo largo del día en función de las mareas. Limpia, limpia, limpia: a pesar de no haber papeleras, no serás capaz de encontrar ni una colilla en la arena. Nudista al 95%. Tremedamente bien señalizada: horario diario de mareas, temperatura del agua, corrientes, zonas seguras de baño, vientos…

f117-plage-du-camping-naturiste-arnaoutchot-arna

Una gozada.

photo_2018-07-24_09-41-34

origin-00000487116

Las piscinas

Están en la zona donde se concentran la mayor parte de construcciones del camping. Cerca de las oficinas, los restaurantes, teatro, comercios, etc. Como dije, para el acceso se pide completa desnudez y está estrictamente prohibido cualquier dispositivo que lleve cámara. En el exterior hay dos piscinas de buen tamaño (una de ellas se reserva para natación, con calles, por la mañana), una pequeña (6m de diámetro aprox) tipo jacuzzi con chorros y burbujas y una para bebés. Además, una piscina cubierta y climatiizada grande y con un divertido tobogán en espiral. Hay muchas tumbonas, cómodas y bien conservadas, tanto dentro como fuera. Están muy limpias y bien vigiladas. El horario es “francés”: en julio y agosto cierran a las 19:30, y una noche a la semana abren creo que hasta las 22:00.

img1435734141_376

img1435734592_376

Las instalaciones

Muy diversas, bien ubicadas y bien mantenidas, pero sin excesos que interfieran en la sensación de estar en un entorno natural. ¡Detallar todas sería larguísimo! Así que os hablaré sólo de algunas.

En cada “barrio” hay un bloque que engloba duchas, wc, lavabos, fregaderos, lavadoras,… Todo, excepto los wc, es abierto y, por supuesto, mixto. El que nos correspondió a nosotros (Tignous) nos encantó no sólo por la lmpieza, también por su diseño cuidado y comodísimo. También hay fuentes de agua potable.

Algo que me ha llamado mucho la atención es que en todo este enorme camping sólo hay un sitio para depositar basura (excepto alguna papelera en los wc para los residuos propios de los mismos), rigurosamente clasificada para su reciclaje. Aún así, imposible ver un solo papel, plástico o colilla. ¡Bravo! ¿Alguien se imagina algo así en España?

La zona de restaurantes es agradable, con terrazas en torno a una especie de pequeña “plaza” y las piscinas. Hay uno centrado en pescados y mariscos, otro de cocina francesa en general, y otro de pizzas (caseras), hamburguesas, ensaladas y cosas más sencillas. Sólo estuvimos en este último, y opino que está por encima de lo que cabría esperar en cuanto calidad. Las cantidades también estaban bien, y el precio similar al español (unos 12-15 € por persona)… excepto la cerveza (creo que eran 5 por la jarra de medio). Para la cena, como decía, la mayoría de gente se viste, pero nadie os mirará raro si no os apetece hacerlo.

El supermercado está muy bien surtido. Por supuesto, es más caro que en España, pero diría que la diferencia entre los precios de supermercados y “supermercados de camping” es menos llamativa que en nuestro país. Además, hay una panadería aparte, y cada día de la semana viene algún productor local con pescado, vinos, verduras, quesos…

origin-00000487094

origin-00000487114

Con respecto al alojamiento, hay para elegir: si vais con vuestra tienda, caravana, furgo o autocaravana, las parcelas son en general grandes, sombreadas, bien niveladas, con o sin electricidad, con o sin fuente propia. Si no tenéis aparejos de camping, podéis elegir entre un montón de posibilidades de alquiler: tiendas, bengalís, cabañas, roulottes estilo far west, y hasta cabañas en los árboles, de 2 a 7 personas. Integradas en el entorno, y aparentemente muy bien mantenidas. Eso sí, no son precisamente baratas (en los campings naturistas españoles tampoco lo son).

origin-00000644313.jpg

origin-00000644324

origin-00000644523

photo_2018-07-16_13-57-31

Actividades

Un apartado sobresaliente. Al llegar, en el check-in te dan un folleto específico con el horario y semanario de actividades, pues hay tantas que es imposible recordarlas. Hay clases para todas las edades de actividades artísticas, deportivas, botánicas, diurnas, nocturnas… Para todos los gustos. Excepto la escuela de surf, creo que el resto son totalmente gratuitas.

Aparte de estas, hay tres “clubes” por edades desde los 3 a los 17 años, atendidos por monitoras, que facilitan mucho que los niños adolescentes entablen amistad y “pasen” bastante de sus padres/madres 😉 . Lástima que nuestros hijos tampoco hablan francés.

Mención especial merecen los deportes. Por las mañanas es muchísima la gente que se ejercita en alguna de las numerosas opciones que hay: running (hay un circuito cross señalizado de varios km dentro del terreno del camping, que lo sepas, Jotapé), gimnasio, yoga, natación, tiro con arco, ping pong, fútbol, volleyball, bádminton, golf, mini golf, tenis, petanca, yoga, aquaerobic, … y supongo que más que no recuerdo. Todo gratis.

Cada noche hay espectáculos de bastante calidad (conciertos, magia, teatro…), bien en el teatro al aire libre (grande, cómodo y con buena infraestructura) o en la “plazoleta” de los bares-restaurantes. Por cierto, los franceses son bastante bailongos 😉

origin-00000487125origin-00000487116

Conclusiones

Si habéis conseguido leer hasta aquí os habrá quedado claro que nos ha gustado mucho, muchísimo. En todos los sentidos. Que os recomendamos la experiencia sin ninguna duda. Que nos encantaría volver, y, a ser posible, con amigos/as.

¿El precio? En temporada alta, para nosotros cuatro ha salido por 64 € el día. Parece mucho, pero lo mismo en el Templo del Sol habrían sido 63 y en El Portús 50€. En este caso, vale lo que cuesta.

Algo así sólo puede ser fruto de la autoexigencia en la gestión del camping, buscando siempre mejorar, y de un equipo excepcional de trabajadores/as. Este párrafo me ha quedado como de publirreportaje, pero lo digo con franqueza. Espero que si me leen desde el camping hagan un descuento jugoso a este “ilustre” blogger 😉

Sólo dos breves reflexiones para acabar:

Primera: ¿cómo es posible que en los 1146 km de costa norte de nuestro país no exista ningún camping naturista? La primera respuesta que os surgirá es: es que no hace buen tiempo. Pues bien, sólo en el tramo de costa francesa de los departamentos de Las Landas y Gironde, más al norte y bañados igualmente por el Atlántico, encontramos curiosamente los más grandes y asentados centros naturistas de Francia (Arnaoutchot, Euronat, La Jenny, Montalivet). Con seguridad, la temporada de playa será más breve que en el Mediterráneo, y con bastante probabilidad alguno de tus días de estancia llueva (no fue nuestro caso), pero no es obstáculo para que miles de personas disfruten plenamente de sus vacaciones en negocios que, aparentemente, van viento en popa. En España creo que resulta evidente que la demanda de establecimientos naturistas no está del todo cubierta; la prueba del nueve es que, los que hay, tienen más ocupación y precios más elevados que la media general. Así pues, ¿algún inversor/a en la sala toma nota para promover un nuevo camping de costa o reconvertir alguno de los existentes en Galicia, Asturias, Cantabria o Euskadi? Desde ya me pongo a su servicio 😀

Segunda: En Francia han entendido que para potenciar el turismo naturista son necesarias alianzas, sinergias. Arnaoutchot forma parte de iniciativas conjuntas como France4Naturisme o FEN (Féderatión des Espaces Naturistes), además de una colaboración (verdadera, no limitada en el mejor de los casos a un descuento del 5% en las tarifas) con asociaciones naturistas locales y nacionales (FFN).

Allons à Arna !

 

Medusario

La única diferencia entre las picaduras del bicho entre nudistas y textiles probablemente será lo que gritemos o maldigamos cuando nos pasa…total, no suele haber puesto de la cruz roja, socorrista y lo único que ganaremos es que todo el mundo mire hacia nosotros, con la morbosa duda / deseo, de que nos haya rozado en todo lo que se hincha, así que nos vemos en la obligación moral de colgar este bonito cuadro (que no es nuestro, y que hemos tomado sin permiso explícito, por lo que si el autor nos lo requiere retiraremos y pediremos mil disculpas).

Todo ello es referido a la medusa más común que encuentras en la costa española:

Aunque la mas famosa es la Carabela Portuguesa, de la que sólo te puedo recomendar huir, por neurotoxinas que pueden acabar contigo:

A destacar que lo de la orina es un mito! Con lo natural que era el remedio 😜.

Feliz Día

El traje espacial

Es lamentable o incluso síntoma de alguna enfermedad psiquiátrica pensar en algo tan triste como la muerte en época veraniega, llena de vida, de luz, de alegría…pero es un tema recurrente entre amigos (cada vez más según avanzas en el camino)…¿cómo te gustaría que fuera tu entierro?– preguntaba hace poco en nuestro foro de amig@s- Nudista por su puesto- me contestaron.

Pensándolo bien, si llegamos a este mundo sin ropa, desnudos, lo lógico sería irnos de la misma forma, con el mismo traje espacial con el que aterrizamos. ¿Qué sentido tiene que te vistan con tus mejores galas, como se visten los maniquíes del corte ingles planta señora, para acabar siendo pasto del fuego o pasto de gusanos?.

Hasta la fecha hay datos de como son los entierros y velatorios dependiendo de la confesión religiosa, pero nada acerca de cómo serían velados los nudistas si llegáramos a un acuerdo en esto, (deberíamos hacernos religión o partido político ) y si esto sería bien visto por la sociedad.

Seguramente serían velatorios más alegres y más puros, sin lutos y sintiendo la piel de los más allegados, más naturales. Al fin y al cabo la muerte forma parte de la vida de cualquier ser vivo.

Lo que si encontramos a día de hoy son noticias al respecto en tono de humor:

O en tono página de sucesos:

Obsérvese cómo la ignorancia del autor no discrimina nudismo de striptease.

Desnudos o no, lo que si creo que estamos de acuerdo es en que nos gustaría que el entierro fuera lo menos contaminante posible y dentro de muchísimos años.

Os deseamos una vida plena.

Feliz convivencia

La tolerancia es uno de los mejores regalos que los seres humanos de diferentes pareceres nos podemos hacer.

No obstante me llama la atención como nosotros, los llamados naturistas, celebramos la tolerancia cuando en nuestra playa convivimos sin percances (aparentes) con bañistas textiles.

Ni que decir tiene que ejercen su derecho, que no existen las playas nudistas y las textiles…existen las playas….en serio? Pues claro que no, las ordenanzas municipales pueden coartar lo que les venga en gana y prohibir un simplísimo top less femenino.

Pero es que resulta que hasta las playas declaradas oficialmente como nudistas pueden ser ocupadas por gente textil!.

No tengo nada en contra de ellos (lo juro, fui uno en su día y tengo amigos y familia que lo son), en general no tengo nada en contra de los que no me dan …por allí, ya sean nudistas, falsos nudistas o textiles, pero creo exagerado la celebración de la convivencia nudista/textil cuando generalmente esa se produce en un entorno de tradición nudista (vamos, que es como si tienes invitados en casa y tienes que celebrar que no te rompen la tele, los muebles o te prenden fuego a la cocina).

Propongo que el día que yo vaya a la playa de levante en Benidorm, me despelote (es un ejemplo muy alejado de mi lugar ideal) y los textiles celebren “la convivencia” nudista/textil, invito a todos nuestros seguidores a marisco.

La Respuesta Neuronal Nudista: N170

Esta semana he aprendido algo acerca de Neuro ciencia que tiene su interés desde el punto de vista del nudismo (aunque parezca mentira), podemos llamarlo con el permiso de los descubridores la Respuesta Neuronal Nudista, aunque si somos científicamente estrictos el nombre es la respuesta N170.

Es muy sencillo (no huyas aún): mediante estudios de Electroencefalografía y Magnetoencefalografia, se han estudiado las respuestas evocadas eléctricas (de las que no somos conscientes) del área occipital del cerebro ante ciertos estímulos visuales, concretamente ante el reconocimiento de caras. La respuesta se caracteriza por un pico de latencia de 170ms, de aquí el nombre de N170.

Esta famosa respuesta no solo se encuentra presente ante estímulos como las caras, sino que también responde ante la visión de cuerpos y objetos, si bien hasta este momento se sabía que la mayor respuesta era la provocada por la percepción de las caras.

Pues bien, un grupo de investigadores han estudiado mediante unos experimentos como es la respuesta cerebral (N170) ante diferentes tipos de estímulos, tomando como premisa que la ocultación del cuerpo mediante la ropa (una práctica en la historia evolutiva del ser humano de no mucho tiempo proporcionalmente hablando) pudiera ser un factor que alterara la respuesta N170, al igual que altera antropológicamente hablando la selección sexual al estar los atributos de los Homo sapiens sapiens ocultos.

Para ello compararon la respuesta entre caras, cuerpos en bañador, cuerpos con ropa, cuerpos desnudos y objetos (coches) en un grupo de *varones, aquí van los resultados:

  • La respuesta fue mayor ante la visualización de cuerpos desnudos tanto del mismo sexo como del opuesto , en comparación con el resto de estímulos.
  • La respuesta fue directamente proporcional a la falta de ropa.
  • De la misma manera, la respuesta fue independiente de si con el cuerpo se mostraba o no la cara.
  • Las respuestas evocadas por estímulos humanos fueron en todos los casos mayores que las evocadas por los objetos.

*Se eligieron hombres para el experimento por razones puramente técnicas, ya que estudios anteriores habían demostrado que las respuestas electroencefalograficas en varones son más discriminativas ante estímulos neutros Vs eróticos, así como entre estímulos del mismo u opuesto sexo.

En conclusión que de una forma inconsciente nuestro cerebro responde de una mayor forma ante la percepción de cuerpos desnudos.

Las conclusiones que podemos extraer de esta investigación son varias, aparte de las implicaciones antropológicas que conllevan ocultar nuestros cuerpos desde el punto de vista de la selección sexual y los signos de excitación.

Quizás el N170 sea el origen neurológico que desencadene una cadena de respuestas que desemboque en las sensaciones placenteras que te produce estar desnudo con más gente, el nudismo social.

Quizás la adición al N170 sea el impulso que lleva a los mirones de playa a mirar cuerpos desnudos de forma compulsiva.

Quizás el intento voluntario de abolición de la repuesta N170 es la que lleva a los yihadistas textiles a montarnos números por vernos desnudos.

Puede ser que los niños pequeños no tengan el desarrollo madurativo cerebral suficiente para inhibir el N170 o incluso no esté la respuesta totalmente desarrollada y por eso experimentan la desnudez de una forma más inocente.

¿Puede ser el N170 la razón de la existencia de los clubes de strip tease?

…(aquí lo dejo para la reflexión personal)

Lo que está claro es que no somos dueños de todas nuestras reacciones y que aunque no suene nada romántico, somos un puñado de hormonas, estímulos nerviosos y órganos funcionando ordenadamente como en un concierto de música clásica, pero aún así seguimos pensando que somos capaces de controlar todo lo que nos pasa.

Nudismo a ciencia cierta

Imagen de portada tomada de internet (querido autor, si no estas de acuerdo con su utilización para dar soporte a esta interesante entrada de nuestro Blog, háznoslo saber y la retiraremos).

Lo que voy a contar en esta entrada es el resumen de un estudio publicado en 2008 en una revista científica indexada (J Sex Res), cuyo autor/a es C. Negy.

Vale, de acuerdo, en mi vida había escuchado hablar de esa revista y probablemente no sea The Lancet, pero para mí tiene mérito suficiente el que alguien decida estudiar un fenómeno social como el del naturismo y publicarlo al mundo entero.

El objetivo de dicho estudio era comparar el nivel de auto aceptación así como el de tolerancia hacia la diversidad cultural de otros en dos grupos de estudiantes, unos a favor y otros en contra del nudismo ( dirás que no es interesante, y que ya sabes el resultado del partido…pues quizás te sorprenda).

Para ello contaron con la participación de 384 estudiantes que fueron separados en grupos en función de su actitud ante el nudismo social.

Se encontraron diferencias en ambos grupos en cuanto al sentirse cómodos con su propio cuerpo a favor del grupo pro-nudista, sin embargo no hubo diferencias en cuanto a la auto aceptación entre ambos grupos. Es decir, quizás el nivel de conformidad es mayor en los pro-nudistas, pero realmente todos preferimos cambiar aspectos de nuestro físico.

Los estudiantes a favor de la desnudez social también se mostraron significativamente más tolerantes hacia grupos de otras religiones y de otras opciones sexuales como gays y lesbianas.

Por otro lado también demostraron un menor nivel de prejuicios hacia grupos étnicos diferentes que los que anti-nudistas.

Por último, los subanalisis llevados a cabo en el estudio mostraron una tendencia hacia una mayor apertura de mente hacia el sexo en el grupo a favor del desnudo social que en el grupo contrario.

Quizás no sean resultados extremadamente novedosos o sorprendentes pero al menos nos muestran desde otra perspectiva, la científica, una forma de ver la vida que muchos experimentamos día a día, y reafirman aspectos que ya sospechábamos acerca de cómo nos enfrentamos los nudistas a los que son diferentes: con aceptación y respeto.

Acceso al abstract