Nuda Veritas

klimt_-_nuda_veritas_-_1899

Cuenta la leyenda, que un día la verdad y la mentira se cruzaron.
-Buen día. Dijo la mentira.
-Buenos días. Contestó la verdad.
-Hermoso día. Dijo la mentira.
Entonces la verdad se asomó para ver si era cierto. Lo era.
-Hermoso día. Dijo entonces la verdad.
-Aún mas hermoso está el lago. Dijo la mentira.
Entonces la verdad miró hacia el lago y vio que la mentira decía la verdad y asintió.
Corrió la mentira hacia el agua y dijo…

-El agua está aun mas hermosa. Nademos.
La verdad tocó el agua con sus dedos y realmente estaba hermosa y confió en la mentira.
Ambas se sacaron las ropas y nadaron tranquilas.
Un rato después salió la mentira, se vistió con las ropas de la verdad y se fue.
La verdad, incapaz de vestirse con las ropas de la mentira comenzó a caminar sin ropas y todos se horrorizaban al verla.
Es así como aun hoy en día la gente prefiere aceptar la mentira disfrazada de verdad y no la verdad al desnudo.”


No hemos sido capaces de encontrar la fuente original de este pequeño cuento. Hay quienes dicen que se trata de una antigua parábola judía.

La imagen es la obra de Gustav Klimt “Nuda Veritas”, pintada en 1899. La acompañó de la cita de Schiller: No puedes agradar a todos con tu acción y con tu arte. Haz justicia a pocos. Agradar a muchos es malo.

Anuncios