Sex on the (nudist) beach

Lo que voy a contar sucedió un día de agosto entre semana a medio día, a la hora de comer, en una playa nudista archiconocida por todo el mundo de la cual no daré datos por no confundir ya que pese a que lo que sucedió fue indeseable, no se suelen presenciar actos así (al menos a pie de playa):

Se acercaron paseando una pareja (hombre y mujer), con cierto grado de “embriaguez equina”. Ella mucho más joven que el hombre, y él haciendo gala de sus atributos un tanto…como decirlo…vasodilatados?. Nosotros estábamos a lo nuestro, en nuestro momento de sobremesa (sobrepareo), leyendo cada uno nuestra revista mientras las pequeñas dormían plácidamente.

Cuando pasaron cerca iban super empalagosos, y totalmente puestos en todos los sentidos. Después de jueguecitos totalmente indiscretos se metieron en el agua a realizar una exhibición amatoria cuales delfines de aquarium, con público incluido haciendo corrillo desde la arena comentando el partido en plan Manolo Lama, mientras que a mi me llegaba la mandíbula al suelo dando codazos a mi parienta, pensando en que era una jodida broma, …faltaron los fuegos artificiales, terminaron y se fueron tranquilamente a la toalla como si nada a fumarse un pitillo, …querid@s amig@s, estos también son nudistas, como much@s de nosotr@s.

Se ha comentado alguna vez (mama nudista) que la confluencia del nudismo proviene de muchas motivaciones, entre ellas la sexual. Negar esto y hacer como si no existiera sería estúpido, es un hecho, la playa, el calor, la desnudez y el público son motivaciones para la berrea de algunos nudistas.

Obviamente este tema nos pone a casi todos de los nervios, porque generalmente no nos agrada que nos etiqueten, y menos de pervertidos según quien haga la clasificación, pero por otro lado, el deseo sexual también es algo natural, que por supuesto debe quedar por debajo de la educación y de las normas de comportamiento que nos debemos, ¿o no?.

Hay quien sostiene que como tal acto natural (y además afectivo) no es tan censurable. Todos conocéis Cap d’age y lo que se respira en algunas de sus zonas, pero que demonios, no hay que ir tan lejos, tod@s conocemos playas (dunas) en las que el cancaneo/cruising y demás modalidades suceden a diario, y están en la costa de nuestro propio país. El ruido y la mala imagen que levantan no es despreciablep.

Hay quien piensa que el nudismo 3.0 pasa por despenalizar ese tipo de actitudes.

Romperé una lanza, no voy a ser un cínico, yo también tengo pulsiones sexuales, hay un animal dentro de mí (racional) y también las he satisfecho en plena naturaleza, alejados y escondidos de la mirada de cualquiera. He de añadir que aunque no es nuestro comportamiento habitual, ya que se necesita cierta alineación de los planetas, es una experiencia increíblemente intensa de la que en absoluto me arrepiento (puede que tras esta confesión me toque cerrar el blog), pero me gustaría abrir un debate en torno a esto. ¿Qué opinión os suscita el sex on the beach? ¿Se aplaude, se ignora, se critica, se silba, se recrimina, se permite?…en menudo jardín me estoy metiendo.

Anuncios