Vera…no

naturistavera

Con Vera tengo una relación de amor-odio. Es como tener una pareja con la que te llevas bien a ratos que resultan geniales e inolvidables y ratos en los que se te llevan los demonios. Pues con Vera me ocurre algo similar.

La primera vez que oí hablar de la zona naturista de vera fue en el 2004 leyendo en foros naturistas cuando estos estaban en plena ebullición. ¿Urbanizaciones, camping y hotel nudista? Yo tengo que ir. El problema que en el 2004 la ocupación textil ya había comido terreno a la naturista y Vera según decían “los ancianos del luagar” ya no era lo que fue, pero aun así yo me anime a ir.

Hace 10 años practicamente la zona naturista de Vera era lo que es hoy, no ha varíado mucho en este tiempo, quizás el único cambio desde entonces ha sido la construcción de una controvertida urbanización “mixta” (como los sanwinch): “Natura World”. Donde aun no esta muy claro si es textil, nudista o ambas dos.

Al llegar a la zona naturista de vera lo que choca nada más aterrizar alli es que hay gente desnuda por la calle. Recuerdo esa sensación de nerviosismo e impaciencia por estar igual que ellos. Nada más poner un pie en el parking frente al hotel vera playa, veo a una pareja de abueletes descargando las maletas de un coche que se las habia llevado desde el aeropuerto. Típica situación de cualquier hotel, la diferencia que en esta están desnudos. Eso para alguien que jamas había pisado un centro naturista como era mi caso, es algo que me llamaba poderosamente la atención. Había hecho nudismo en playas muchas veces pero hasta el momento en que no sali de la habitación del hotel en bolas, no me sentí plenamente naturista.

Me atrevería a decir que hace 10 años el ver gente desnuda por las calles de las urbanizaciones era algo más común, ahora me da la sensación que es una práctica menos extendida. Y no es de extrañar pues primero es algo que rompe un poco tus esquemas y aunque estes en un entorno plenamente playero eso de caminar por la acera sin prenda alguna se hace raro, pues salvo excepciones, los nudistas primero lo somos de playa y luego ya cuando pasamos al siguiente curso, empezamos a hacerlo en otros entornos como campings, hoteles y urbaniaciones. El nudismo playero es algo que esta mucho mas aceptado socialmente, pero el vivir desnudo haciendo las cosas cotidianas de tu vida en completa desnudez es algo que todavía a la gente le rechina, incluso a muchos de los nudistas de playa y de verano.

Y segundo, los textiles. Me jode llamarles asi, pues siempre que se habla de nudistas y textiles me acuerdo de Torrebruno y su “tigres tigres, leones leones, todos quieren ser los campeones!!” y me entra la risa. Pero es que en Vera el número de gente que gusta de usar bañador para meterse en el mar es cada vez mayor y algunos aprovechan esta tesitura para intimidar con su “mirada sucia” a los que nos gusta ir con el bolo colgado por las calles de las urbaniaciones y la playa.

Como decía antes, Vera ya no es lo que era. Se junta además que la playa buena no es, tiene piedras en la orilla lo que hace dificultoso el paseo por la misma, la arena arde de manera infernal en cuanto te alejas de la orilla y la zona destinada a nudismo es cada vez más excasa, por contra tiene vigilancia y puestos de socorrismo, con papeleras e indicaciones de estado de la mar, y tiene un paseo maritimo que llega hasta Puerto Rey.

Luego hay otro tema que siempre anda revoloteando por las cabezas de los nudistas…el “liberalismo”. En la calle principal que va a parar al hotel Vera playa hay un par de locales de intercambio, no de idiomas, aunque danda la internacionalidad de la zona podría llegar a darse, sino de parejas, que por la noche junto con algunos de los bares aledaños dan a la zona un tinte un tanto “cap agde-iano” que a mi particularmente no me gusta y me hace sentir incómodo. No tengo nada en contra de estas practicas las cuales respeto, pero son ambientillos en los que no me siento cómodo y aunque tampoco es que sea eso sodoma y “gomera”, quien escribe procura evitarlo. No deja de ser curioso además que los “giris” que se alojan en el Vera playa durante el dia vayan en bolas a su turron y por la noche se pongan “apretaos” para darlo todo en estos locales. Siempre me ha parecido chocante esa dualidad: naturista integrista de dia, “swingero” morbosete de noche… pero oye, chapou si son capaces de separar ambos entornos.

En cuanto a los sevicios en si tampoco es que sea muy completa la zona: un supermercado en la parte textil (grande al menos y con una no muy mala pescaderia), farmacia justo al lado (ideal para comprar repelente de mosquitos, necesario por alli), varios bares y restaurantes destinados mas bien a un público extranjero, un par de bares naturistas en la zona nudista: el Pirata que personalmente no me gusta pese a que puedes tomarte una cerve en bolas mirando al mar, y el chinguito de puntonat en el parking de la playa, donde al menos hace 10 años vendia pareos, protectores solares, monederos y alguna cosilla más tÍpica de las tiendecitas de la costa, ademas de poder tomarte en su pequeña terraza algo de comer o un café en completa desnudez. Por cierto, lo lleva un tio vasco que lleva muchos años luchando por el naturismo, Luis Pérez, junto con su pareja.

Para alojarte en la zona nudista tienes varias urbanizaciones siendo mi preferida “Vera natura”. En primera linea de playa con dos piscinas (climatizada una) abiertas las 24h, eso si, sin vigilancia. Y con salida directa a la playa. Ambiente nudista 100% aunque siempre se cuela alguno que va buscando que le adopte alguna pareja, como nos paso el  año pasado, aunque el tio tampoco es que fuera a saco, en cuanto vio que no habia nada que hacer marcho a por otra “presa”. Los apartamentos está bien si los alquilas a particulares, pues son mas completos que por agencia.

También tienes la opción del hotel Vera playa, de la cadena Playa Senator, con horario nudista de 8 a 20’00 en el que puedes ir sin ropa, pero fuera de este horario has de vestirte, incluso ponerte pantalón largo si eres hombre y quieres cenar en su restaurante. En la piscina el nudismo es obligado pero en el resto de instalaciones opcional, salvo el mencionado restaurante, aunque lo normal es que todo el mundo vaya desnudo. Es un 4 estrellas teóricamente pero en la práctica mas bien le sobra una, camas y almohadas malas e instalaciones muy sobadas que llevan años pidiendo una reforma, porque encima barato no es ya que el precio si es de 4 estrellas. Es ideal si vas con niños, pues tienen un buen equipo de animación y los chicos hacen sus grupos de amigos. Es igualmente indicado para personas que hacen su primera incursión en un centro naturista, pues si tienen miedo escenico por estar desnudos nadie les obligara a hacerlo salvo en la piscina, puediendo vestirse si ven que no se sienten comodos todo el día en bolas. Por cierto, tienen jacuzzi, aunque no recomiendo mucho usarlo pues bajo las burbujas se aprecian movimientos extraños entre los usuarios, salvo claro que no te importen e incomoden dichos “stranger things”.

En resumen, Siempre acabo diciendo lo mismo cada vez que voy a Vera: este año es el ultimo que vengo, pero al año siguiente vuelvo. Y realmente no se porque, pues cada vez es más reducido el espacio reservado a los nudistas, la playa no vale gran cosa y el paisaje muy bello tampoco es.

Espero que este año sea el primero que cumplo lo que dije el pasado.

Anuncios